Blog, Green life, Personal

10 maneras (super sencillas) de reducir el plástico en tu hogar

cocina sostenible eco friendly plastic free

Con motivo del día mundial de los océanos, vamos a ver 10 formas super sencillas de reducir el plástico en nuestros hogares. Porque cada pequeño gesto cuenta y seguro que puedes incorporar más de uno a tu día a día sin apenas darte cuenta para ayudar a mejorar el planeta. ¿Te animas? ¡Allá vamos! 💪🏼

Reducir plásticos en la cocina…

Si te paras un segundo a observar todo lo que tienes en tu cocina, verás la cantidad de plástico que usamos (y que nos hacen usar): los envoltorios de la comida, las bolsas y recipientes, los tuppers… Eliminar todos esos elementos de golpe tal vez no sea posible, pero sí intentar reducir algunos en la medida de nuestras posibilidades…

1/ Cambia los elementos de un solo uso por productos reusables

Seguro que ya conoces los platos y vasos de papel, los cubiertos de bambú y otros elementos que vienen a sustituir el plástico. Bien. Pero, si puedes, opta por elementos que no sean de un solo uso, sino que puedan lavarse y reusarse. Como las pajitas metálicas que vienen a sustituir a las de plástico y que seguro que ya has visto en más de un sitio.

Quizás no te suenen tanto las cápsulas reutilizables para cafeteras, hechas de acero inoxidable. Vale, en realidad, las cápsulas de café no son de plástico, sino de aluminio, pero también es un material que tarda mucho en descomponerse, así que aprovecho para darte esta alternativa 😉

Y ya que estamos hablando de aluminio, existen varias alternativas al papel de plata y al papel film (de plástico), como el papel de cera de abeja, las bolsas de silicona o las de tela, según lo que quieras hacer: congelar, almacenar, transportar…

@ecowithem_

2/ Recicla y da otra vida a los productos desechables para tratar de reducir residuos

Reducir el plástico no significa que debas deshacerte de él de golpe. Sería contraproducente, por ejemplo, que tiraras todos tus tuppers de plástico… Simplemente procura, a partir de ahora, adquirir alternativas más sostenibles, como los envases de cristal. Y, atención, porque no hace falta que hagas un gran gasto comprando tarros nuevos. Puedes reciclar y dar otra vida a los botes de cristal que compras con legumbres, aceitunas, mermeladas…

Incluso también puedes reusar los tarros de plástico. De hecho, es mejor conservarlos y darles otro propósito que hacer que acaben en la basura, si no has encontrado una alternativa a la hora de comprarlos.

De compras sin plástico

Y ya que estamos hablando de comprar… Hay muchos elementos que vienen envasados en plástico y que no vamos a poder evitar comprar, aunque sí puedes reducir la tentación al máximo cambiando grandes superficies por mercados y colmados a granel.

3/ Lleva tus bolsas reusables para ir a la compra

Compres donde compres, puedes llevarte encima bolsas para tratar de reducir los elementos plásticos que nos ofrecen en las tiendas. Desde un tote bag para llevar la compra hasta las bolsas de rejilla que se han puesto de moda, ahora, para colocar la fruta, pasando por las bolsas de silicona que puedes dar en la carne y pescadería para que te pongan ahí directamente la compra, evitando las bandejas de poliestireno.

Si te animas, hasta puedes hacerte tú misma bolsas para ir a la compra a medida. ¿Recuerdas este DIY del Instagram de Maison Penedès?

Proyectos DIY para reciclar y reducir el plástico en nuestras vidas

Además del tutorial para realizar la bolsa de la compra, otro de los vídeos que más éxito ha tenido en el Instagram de Maison Penedès fue el DIY de las esponjas tawashi.

4/ Tawashi, la esponja eco-friendly que puedes hacer tú misma con material reciclado

Los tawashis o «esponjas» en japonés están hechas con viejos calcetines o mangas de camisetas o cualquier resto de tejido (algo elástico) que tengas por casa para evitar usar ese estropajo amarillo que suelta microplásticos por el desagüe cada vez que lo usamos.🙅🏻🙅🏻🙅🏻

Hacer un tawashi es super fácil y divertido y hasta los más peques pueden participar para crear su propia esponja para el baño. Después de varios usos, basta con echarla a la lavadora y quedará como nueva para reusar tantas veces como haga falta.

5/ DIY: juguetes para bebés eco-friendly y sostenibles con plástico reciclado

Y ya que estamos con los proyectos DIY, deja que te recuerde que el kit montaña-sonajero de Punch Needle tiene las instrucciones para que puedas hacer un sonajero reciclando dos tapones de plástico. Quizás no es gran cosa, pero ya son dos tapones menos que terminan en la basura y que, en cambio, harán las delicias de tu peque (sin riesgo alguno). ¡Ah! Y la aguja de Punch Needle que necesitas para realizarlo también está hecha de plástico reciclado. ♻

Menos plásticos en el baño

En el baño también solemos tener muchos envases de plástico. Y no sólo eso… ¿Sabías que muchos productos usan microplásticos como elemento exfoliante? Microplásticos que luego se van por el desagüe y acaban en los océanos pero que, antes, nos restregamos por la cara y el cuerpo. 😱 😱

6/ DIY: haz tu propio exfoliante casero

¿La solución? Hacer tus propias cremas exfoliantes. Tienes consejos y varias recetas en este otro post de la Maison Penedès.

7/ Prueba las pastillas de jabón y los champús sólidos

También puedes sustituir tus jabones y champús, para tratar de reducir envases, por pastillas de jabón y champús sólidos. De hecho, si te animas, tienes varios tutoriales y recetas rondando por las redes para hacerlos en casa. Yo tengo mis primeros jabones caseros curándose ahora mismo (¡ya informaré de su evolución por las redes!). Y por cierto, también van estupendo para la lavadora y así evitas comprar detergentes con sus envases de plástico 😉

8/ Esponjas sostenibles

Ya hemos visto que puedes sustituir las esponjas de plástico por unos tawashis DIY pero, si lo tuyo no son las manualidades, siempre puedes optar por las esponjas vegetales y 100% naturales.

9/ Productos de higiene reusables

Igual que ocurría en la cocina, en el baño tenemos muchos productos de plástico (y también de un solo uso), que podemos sustituir por otros más duraderos y sostenibles. Por ejemplo, los cepillos de dientes de bambú o los discos desmaquillantes de algodón, que pueden lavarse y reusarse, como la copa menstrual. Intenta identificar qué productos podrías sustituir para reducir parte de los residuos que generas en el baño 😉

¡Ponte creativa!

10/ ¿Objetos decorativos hechos con plástico?

Ya sabes eso que dicen de que la basura de uno puede ser un tesoro para otro… No pretendo animar aquí ningún síndrome de Diógenes pero, si ponerte manos a la obra, te ayuda a despejar la mente y a despertar tu lado creativo, la verdad es que el plástico es un elemento tan bueno como cualquier otro para dar rienda suelta a la imaginación. Y prueba de ello es el trabajo de Veronika Richterová, de la que ya hablé hace tiempo en el Instagram de la Maison Penedès.

Espero que algunas de estas sugerencias te hayan servido de inspiración para hacer pequeños pasos (poco a poco, pero siempre adelante) hacia un estilo de vida más sostenible o, al menos, más consciente de lo que generamos. ¡Feliz día de los océanos y feliz semana!

Crea con tus manos para mejorar el mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *