Blog, Iniciarse al Punch Needle, Material Punch Needle

Cómo escoger una aguja de Punch Needle

agujas de punch needle

El punch needle tiene muchos nombres: aguja mágica, bordado ruso, aguja rusa, bordado chino… Casi tantos nombres como decoagujas encontrarás en el mercado. Algunas son muy económicas y otras más caras; unas están hechas de materiales duraderos y sostenibles y otras de plástico o derivados…

Sea como sea, una buena aguja mágica es imprescindible para el Punch Needle ya que el resultado que obtengas depende directamente de la calidad de tu herramienta. Para bien o para mal, he probado todas las agujas habidas y por haber, así que puedo hacerte una reseña bastante acurada de toda la oferta que encontrarás en el mercado para ayudarte a decidir qué aguja de punch needle te conviene más. ¡Allá vamos!

La original: Oxford Punch Needle

Desde su escuela en Vermont, Amy Oxford ha diseñado una aguja de Punch Needle muy práctica y eficiente. Con un mango ergonómico de madera y una lámina metálica doblada con la punta perfecta para clavar la aguja en la tela. Su ventaja principal es que la aguja es abierta, lo que simplifica el proceso de enhebrar la lana. El mayor problema es que resulta cara. Además, la altura de la aguja es fija y, por lo tanto, sólo consigues bucles de una misma medida. Para jugar con diferentes volúmenes, necesitas comprar varias agujas: tienen hasta 8 modelos con los que jugar, lo que supone una fortuna.

En Maison Penedès ya no tenemos este «Rolls Royce» del punch needle porque, al final, por la relación calidad-precio, es mucho mejor la aguja ajustable pero, si quieres darte un capricho, el pack Deluxe contiene el bestseller de las agujas: la #10 Oxford Punch Needle «fine».

Una copia imperfecta: la decoaguja de Mercado de Haciendo

En busca de una alternativa más económica a la aguja Oxford Punch Needle, di con una empresa argentina que fabrica una copia prácticamente idéntica. Al menos, en apariencia… Lo mejor es que ofrecen su producto en colores muy golosos e instagrameables pero el problema es que la calidad de la aguja no es tan buena como la original y se nota: no se clava tan bien en la tela y, por lo tanto, cuesta más trabajar con ella y obtener resultados óptimos. Además, el mango es de plástico (polipropileno reforzado con fibra de vidrio), que ha sido el deal breaker definitivo ya que una de las misiones en las que creo firmemente desde Maison Penedès es promover materiales sostenibles.

Una gran alternativa: Syujichi Banong Punch Needle

La aguja de Syujichi Banong tiene todo lo bueno de la Oxford Punch Needle con algún plus interesante. Está fabricada con los mismos estándares de calidad, su punta es afilada y perfecta para trabajar y la apertura del tubo permite enhebrar la lana rápida y fácilmente. Y para que no se escape (algo que no ocurre con la aguja ajustable porque es cerrada), incorpora una anilla en la base para asegurar que la lana fluye y las puntadas son regulares, algo que en las Oxford Punch Needle sólo tienes en los modelos para lana fina (como la que tenemos en el pack deluxe).

Si quieres descubrir más sobre esta creadora coreana, tienes un post sobre el arte de Syujichi Banong pinchando aquí. Desafortunadamente, ya no tenemos sus agujas porque el coste (tanto económico como ecológico) de importarlas desde Corea es muy alto y, después de haber probado tantas agujas, no hay nada que pueda competir, tanto en precio como en calidad y versatilidad, con la aguja ajustable.

Aguja de Punch Needle ajustable

Sin duda, mi producto favorito y el que más recomiendo en la tienda de la Maison Penedès es esta aguja de Punch Needle ajustable que se presenta en modelo «Regular» para lanas medias y gruesas (el diámetro de la aguja es de 5,5 mm) y el modelo «Fine» (con un diámetro de 4 mm) para lanas medias y finas.

Pero ¿por qué es tan IDEAL esta aguja? Pues porque ofrece muchas ventajas, especialmente para principiantes: es económica y, gracias a su mango ajustable, permite jugar con la medida de la aguja de manera súper fácil, creando bucles de hasta 7 alturas diferentes. Su punta está bien afilada para trabajar y viene con un alambre para enhebrar la lana ya que el tubo es cerrado (¡así seguro que no se escapa el hilo!). Además, está fabricada en Portugal, que sé que no es lo más cercano del planeta, pero teniendo en cuenta de dónde vienen la mayoría de agujas de Punch Needle, se puede considerar un producto de proximidad (para reducir el impacto de la huella de carbono) y con estándares de fabricación europeos. ¡Ah! Y el mango (aunque jamás lo dirías porque el tacto es igual al de la madera) es de plástico reciclado, con lo que es un producto eco-friendly y sostenible.

Consíguela en la tienda online de Maison Penedès por sólo 15,50 euros (¡y recuerda que es 7×1!).

Aguja de Punch Needle ajustable de plástico

Seguro que en más de una publicación o cuenta de Punch Needle has visto esta aguja ajustable de plástico made in China. Puedes encontrarla en Amazon, en Aliexpress y hasta en Etsy a precios muy económicos, pero a qué precio (valga la redundancia). Son de plástico y vienen de la otra punta del planeta, con lo que resultan lo menos sostenible del planeta. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que su calidad deja mucho que desear. La aguja está muy mal afilada y no atraviesa bien la tela. Además, aunque tiene 4 posiciones, no las usarás porque son demasiado largas. Para que te hagas una idea: el bucle más corto que obtienes con esta aguja equivale al más grande que obtienes con una Oxford. Es decir que las 3 posiciones que vienen después ya son gigantescas… O sea, un gasto de lana, sobre todo si quieres trabajar con la parte plana de tu lienzo. En definitiva, una mala compra con la que no disfrutarás del Punch Needle.

Agujas de Punch Needle baratas made in China

Otra «ganga» que puedes encontrar en Aliexpress o Amazon es esta aguja de apariencia buena, que pretende imitar el mango ergonómico de la Oxford Punch Needle pero con una aguja de muy mala calidad: está mal afilada porque no deja de ser un tubo cortado «a saco», con lo que, además, necesitas un enhebrador para usarla, igual que la aguja de DMC.

De verdad que merece la pena invertir un poco más, no sólo para tener un producto de mejor calidad con el que disfrutar del Punch Needle como merece, sino para hacer una compra responsable y sostenible. ¡Que también de eso trata el movimiento crafter!

Last but not least: set de agujas Lacis para bordado punch needle

Las agujas mágicas también existen en versión más fina. De hecho, son las más conocidas en España (la mayoría estilo bolígrafo con mango de plástico 🙅🙅) y sirven para bordar con hilos tipo mouliné o perlé. Cuanto más fino el hilo, más detalle puede tener el dibujo bordado (y más fina tiene que ser la aguja). Si quieres probar una aguja de estas finas pero tener la oportunidad de usar también lanas finas, este modelo tipo Lacis es perfecto para introducirte en el punch needle a partir del bordado o saltar de un craft al otro. Tiene un mango de plástico reciclado que imita la madera y 3 agujas intercambiables de distinto grosor: una para hilo de coser, otra para hilos de bordado y una tercera para lanas finas que equivaldría a los modelos «fine» de la Oxford Punch Needle o la «fina» de Mercado de Haciendo. La posición de las 3 agujas intercambiables también puede regularse para conseguir diferentes alturas de bucle, con lo que las opciones de esta aguja ¡son infinitas! Consíguela aquí.

¿Tienes más claro qué aguja de Punch Needle te conviene más?

Si te ha quedado alguna duda o no lo ves claro, ¡no dejes de contactarme! Te ayudaré en todo lo que pueda. También puedes consultar ésta y mucha más información en el curso de Punch Needle de la Maison Penedès con el que te convertirás en una #LadyWhoPunchNeedle profesional 😀

Compra las mejores agujas de Punch Needle en la Maison Penedès:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *