Blog, DIY, Green life, Receta

DIY: after sun casero para refrescar tu piel en verano

practical magic

Si te gusta la cosmética natural, seguro que has probado a hacer en casa algún «potingue», como una de estas 5 recetas de exfoliante casero con ingredientes de tu cocina. Además de «punchear», me encanta hacer cosas manuales (y cuanto más de brujita, mejor), como jugar con los tintes naturales o probar recetas de belleza casera o cocina sana, que voy compartiendo en este blog… Y ahora, con la llegada del buen tiempo, qué mejor que la receta de un after sun casero para calmar y refrescar la piel después de la exposición solar con ingredientes 100% naturales y efectivos.

Aftersun natural de pepino y aloe vera

Ingredientes:

  • Un pepino pequeño
  • 4 cucharadas soperas de gel de aloe vera
  • 8 cucharadas soperas de aceite de coco
  • 8 cucharadas soperas de aceite de almendras
  • Vitamina E líquida (en herbolarios o parafarmacias) como conservante
  • Opcional: aceite esencial de lavanda u otro extracto para aromatizar

Preparación:

Corta el pepino y pásalo por la procesadora para obtener un puré.
Extrae la pulpa de una hoja de aloe vera, cortando a lo largo las dos paredes verdes y añade 4 cucharadas soperas a la mezcla.
Cuando esté bien triturado, vierte 1ml de vitamina E para conservar y 3-4 gotas de aceite esencial de lavanda, si quieres aromatizar, y reserva.
Por otro lado, derrite las 8 cucharadas de aceite de coco y mézclalas con las 8 cucharadas de aceite de almendra.
Añade el líquido a la procesadora y mezcla todos los ingredientes bien. Coloca la crema resultante en un tarro y consérvalo en la nevera para que esté bien fresco a la hora de usarlo.

Si esta receta de jojotastic te parece demasiado elaborada, tengo otra «express» (con sólo dos ingredientes) que también calmará e hidratará tu piel después de una larga jornada estival, que he adaptado de Hello Glow. ¡Ahí va!

Aftersun casero de té matcha y aceite de coco

Ingredientes:

  • 10 cucharadas soperas de aceite de coco (para llenar un tarro)
  • 2 cucharaditas de té matcha

Preparación:

Derrite el aceite de coco en una cazuela.
Cuando esté completamente líquido añade el té matcha y deja infusionar a fuego muy lento hasta que vaya quedando verde.
Puedes hacerlo también con té verde de hoja pero, en ese caso, deberás esperar como una hora, a fuego muy lento y vigilando a menudo. Y colar, después, con un trapo o muselina para eliminar las hojas. La versión con matcha es más rápida ;P
Deja enfriar y cuando esté casi solidificado, mezcla unos 3-5 minutos con un tenedor hasta obtener una textura cremosa y voilà!

¿Cuál de estas dos recetas de after sun te apetece más probar? Ambas contienen aceite de coco como base, un conocido y potente hidratante con propiedades antioxidantes que es también el ingrediente principal de lo que fue mi aftersun de referencia durante todos los años de juventud que pasé en la playa: el Monoï de Tahití, un producto típico de la Polinesia francesa que se obtiene de la maceración de las flores de Tiaré en aceite de coco y que, supuestamente, es el responsable de ese bronceado dorado que tanto deseamos en verano. ¿Lo conocías?

Puedes conseguirlo aquí, si lo tuyo no son las cocinillas beauty 😉

¡Iníciate al Punch Needle este verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *