Blog, Iniciarse al Punch Needle

La moda del tufting o los secretos para crear alfombras y tapices con una pistola de punch needle

Hace nada compartí en Instagram una publicación de WGSN, el gurú de las tendencias, vaticinando que las texturas creadas con tufting gun pegarían fuerte este 2022 (si es que ya vengo diciendo yo desde hace años que el punch needle está de moda). De hecho, seguro que ya has visto algunas cositas en redes, especialmente las más jóvenes, como TikTok o Reddit, que están plagadas de vídeos y creaciones peludas realizadas con la pistola de punch needle. ¿Pero qué es exactamente esa herramienta? ¿Cómo se usa y dónde encuentro los materiales necesarios para lanzarme a la tendencia tufting? Si te haces estas preguntas, sigue leyendo. Trataré de darte respuesta.

Diferencias entre Tufting Gun y Punch Needle

Empecemos por el principio: ¿qué es el tufting y qué relación tiene con el punch needle? La base de ambas técnicas es la misma y permite realizar diseños con lanas. En origen, alfombras, pero ha derivado a muchas otras creaciones, como espejos, tapices para adornar paredes, cojines, bolsos…

Tanto con el punch needle como con la tufting gun, una «aguja mágica» atraviesa una tela de base llamada monks cloth para fijar los hilos, formando un diseño. La diferencia es que, con la aguja de punch needle, ese trabajo es manual y debes ir clavando la aguja puntada a puntada mientras que, con la pistola o tufting machine, se hace de manera automática, mecanizada. Digamos que la tufting gun permite la industrialización del punch needle, obteniendo resultados mucho más rápidos y, por lo tanto, generando más piezas en menos tiempo. Aunque eso también tiene sus dificultades. Te explico.

Para obtener un buen resultado con esta técnica (tanto manual con aguja de punch needle como con tufting gun), la tela debe estar bien tensa. Eso se consigue con algún tipo de marco sobre el que fijarla. En el caso de la aguja de punch needle, basta con un gripper frame. Como la pistola trabaja muy rápido, suele usarse para crear grandes piezas o varias pequeñitas, por lo que exige un marco mucho más grande. Primer inconveniente ya que no en todas las casas se puede guardar un bastidor de 2 o 3 metros… Existen algunos más pequeños, pero no suelen bajar de un metro por un metro. Para trabajar, se sujetan con sargentos a una mesa en vertical.

Otra diferencia sustancial entre el punch needle y la tufting gun es el acabado. Mientras que una pieza creada con una aguja de punch needle, puntada a puntada, de manera lenta pero segura, no requiere fijar los puntos de ninguna forma, para terminar tu creación tufting necesitarás fijar la lana con algún tipo de cola o pegamento para alfombras. Eso significa que tu trabajo siempre se mostrará por la misma cara, la de los bucles o de los flecos, según si tu pistola es del tipo «loop pile» o «cut pile». Veamos qué significa eso…

Materiales necesarios para iniciarse al Tufting

En el punto anterior hemos visto ya, casi sin querer, todos los materiales que necesitas para practicar y lanzarte a la moda del tufting. Repasémoslos con detalle.

1. Tufting gun o pistola de punch needle

Por supuesto, una tufting gun o pistola de punch needle es imprescindible para practicar esta técnica. Puede ser «loop pile» o «cut pile», lo que significa que el acabado visible de tu alfombra o tapiz o creación tufted será en bucles o con flecos para dar ese aspecto «peluchito» que tanto gusta y que lo peta en TikTok con hashtags como #tuftok.

Dos consejos sobre la pistola de punch needle o tufting gun, respondiendo a unas preguntas que suelo recibir mucho a través de las redes. En primer lugar, os recomiendo comprar la versión «cut pile», es decir, la que incorpora una tijerita que va cortando los bucles a cada puntada para formar el acabado de flecos, estilo peluche, que es la textura tufted que triunfa. Pero no solo por el hecho de que es tendencia y, probablemente, lo que andáis buscando, sino porque, con un poco de pericia, es decir, ajustando las tuercas que definen la altura de los bucles de vuestra pistola, podéis anular la tijera y convertir vuestra cut pile en loop pile en cualquier momento. Algo que no podréis hacer si vuestra pistola no incorpora de serie la tijera.

En segundo lugar, cuando me preguntáis qué tufting gun comprar, la verdad es que me da la sensación de que todas son bastante iguales. Yo la compré hace años escribiendo por email a un taller en la India porque no había la oferta que hay ahora en webs como Amazon o Aliexpress. Por lo tanto, mi recomendación aquí es que busques una opción económica y que no tarde 20 años en llegar, desde la otra punta del mundo. Ahí van algunas sugerencias:

2. Tela de base para tufting gun

Encontrar una buena tela de base es difícil tanto cuando empiezas con el punch needle como cuando te lanzas al tufting. Desde luego, la tela monks cloth es la mejor opción, pero también es cara. Como alternativas viables, tienes algunas telas sintéticas con aspecto de lino, disponibles en tiendas de tejidos o de decoración del hogar, que suelen resultar.

3. Lanas para tufting

Es curioso porque esta es otra diferencia entre el punch needle (al menos, de origen) y el tufting: con la pistola todo tiende a ser sintético. Supongo que es inherente al proceso industrializado. Así como buscarás telas económicas, que serán acrílicas, también la mayoría de lanas que veo usar con la tufting gun son acrílicas. En parte porque encontrar lanas 100% naturales y de origen conocido y controlado y respetado no es cosa fácil. ¡Aunque en la Maison Penedès tenemos lanas para tufting gun de 1001 colores diferentes y en formato cono!

Uses la lana que uses, te recomiendo que la compres en formato cono ya que toda aguja mágica, tanto la manual como la pistola de punch needle, necesitan que la lana fluya y no esté tensa para trabajar y formar las puntadas. Con ovillos, es más difícil conseguir eso, mientras que con un cono, aparte de que suelen tener más cantidad que un ovillo , será más sencillo. Y lo dicho: prepárate porque la pistola consume mucha lana más allá de que estarás haciendo proyectos de envergadura.

4. Pegamento para tufting

Otro aspecto sintético de la tufting gun y mi parte menos favorita: el pegamento. Atención porque, con punch needle, NO debes usar pegamento para fijar tus puntadas. Es la «magia» de la aguja mágica. Lo digo porque, con el boom del tufting, que sí requiere fijar las puntadas con cola, mucha gente que se ha lanzado al punch needle cree que también tiene que terminar así sus proyectos, pero no. Si has trabajado bien, con una buena tela de base y tus puntadas son firmes y regulares, tu pieza de punch needle aguantará una vida y, si me apuras, hasta una lavadora.

¿Qué ocurre con la tufting gun y por qué requiere pegamento? Pues porque la pistola trabaja la cantidad, no la calidad. Al ir tan deprisa, algunas puntadas quedan más sueltas porque se ha perforado más o menos la tela, aparte de que, al cortar los bucles en flecos, en el caso de la pistola «cut pile», cada puntada está más suelta. De ahí la necesidad de asegurarlo con algún elemento. Puedes encontrar pegamento para alfombras, que es una cola pastosa que se reparte con espátula o, en su defecto, probar con cola blanca. Cuidado con la cantidad que pones y con el secado ya que hará que tu pieza sea rígida, demasiado, si te pasas, y puede coger mala forma si dejas que se seque en una posición no plana. Es decir, si retiras antes de tiempo tu trabajo del bastidor y lo dejas apilado de cualquier forma.

5. Bastidor grande para tufting

Y ya estamos con el bastidor para tufting gun. Si tienes maña (y espacio en casa) puedes hacértelo tú mismo con listones de madera. Basta con crear un marco de la anchura de tu tela y el largo que consideres, según las dimensiones de tu trabajo, y que añadas unas patas para que se sostenga en vertical. Para sujetar la tela monks cloth, puedes usar grapas a cada vez o incorporar unos clavos a tus listones para que hagan como de púas sobre las que sujetar tu tela. Básicamente, se trata de seguir las instrucciones para crear un gripper frame casero que tienes en el curso de Punch Needle de la Maison Penedès pero multiplicando las dimensiones de tu bastidor para hacerlas gigantes.

6. Maquina de esquilar y/o perfilar

Por último, y no por ello menos importante, las máquinas de corte. Como ya he comentado antes, la pistola realiza unas puntadas bastante irregulares, hay flecos que se salen y, en general, el volumen de la lana deforma tu diseño iniciar, así que la solución fácil es rebajar ese volumen «esquilando» tu alfombra o tapiz. Eso, además, conseguirá igualar la superficie y hacerla homogénea y suavecita, como se espera. No podrás hacerlo con una máquina de afeitado normal, tienes que buscar alguna más potente para animales. Si te pones bien profesional, busca una para esquilar ovejas. Pero atención. Al usarla, ponte mascarilla, porque se va generar una gran cantidad de polvo (acrílico) cuando esquiles tu lana.

Hay otras máquinas, más parecidas a las de afeitado, que son para perfilar y crear formas y volúmenes. Para eso, no tienes que buscar una máquina de esquilado sino una carving machine, que es para «gabar» la alfombra o tapiz y crear en ella cenefas o cambios de volúmenes que dibujen formas.

Y con esto y un bizcocho, hemos repasado un poco las bases y claves para el tufting. Si todavía quieres más, en el Instagram de la Maison Penedès tienes una galería con algunas cuentas interesantes a seguir para inspirarte. Aunque, si lo que te interesa es seguir aprendiendo para lanzarte, en Domestika tienes un curso sobre el tema.

Curso de Tufting en Domestika

Hace nada, repasé los mejores cursos de Punch Needle de Domestika (después, por supuesto, del Curso de Punch Needle de la Maison Penedès). Si lo que quieres es aprender a usar tu tufting gun, el curso de Guillaume Neves, más conocido como Atelier Paolo en Instagram, es para ti ya que te enseñará a dominar la pistola de tufting para crear una alfombra increíble de formas orgánicas, llena de colores y texturas. Puedes adquirirlo pinchando aquí.

Con su curso de Tufting o «tufteado» podrás crear alfombras tupidas y mullidas o tapices con lana y tu pistola de tufting. Jugarás con las formas, las lanas y las texturas y aprenderás los fundamentos de este arte para que puedas producir desde cero tu propia alfombra con una personalidad única. Al menos, eso es lo que prometen 😉

10 cuentas de Instagram para inspirarte a crear con tu tufting gun

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.